PedidosYa entregó más de 40 millones de platos con pollo en Bolivia

Como una muestra innegable del fanatismo de nuestro país por la carne de ave, las recientes estadísticas brindadas por la firma de entrega de comida a domicilio PedidosYa, señalan que los bolivianos consumimos más de 40 millones de platos conteniendo pollo en lo que fue de 2019. Se trata sin dudas de una impresionante cifra que señala que toda nuestra población consumió al menos 4 platos con pollo al año en promedio.

En segundo lugar quedaron las hamburguesas, una preparación que merece igual respeto que el pollo en Bolivia en términos del fanatismo. Es que se trata de un plato muy fácil de consumir, que suele estar acompañado por papas u otros productos igualmente deliciosos, convirtiéndolos en platos irresistibles para la mayoría de los consumidores.

El consumo de pollo a nivel nacional

De acuerdo a las estadísticas provistas por la Asociación Latinoamericana de Avicultura (AVA), el consumo de carnes de ave en Bolivia la colocó en segundo lugar en América Latina, apenas por debajo de Perú, donde se consumen en promedio alrededor de 46 kilogramos por año por persona. En nuestro país, la cifra ahora alcanza los impresionantes 43 kilos por persona por año, según datos del 2019.

Esta cifra fue creciendo bastante en el término de los últimos dos años, ya que para 2017 Bolivia estaba muy por debajo de los grandes jugadores de consumo de carne del continente latinoamericano, como son Brasil, Argentina y Uruguay, donde los platos y los cortes tanto de pollo como de las demás carnes ocupan una gran parte del consumo de alimento de sus ciudadanos.

Boom de consumo

Esto motivó un boom en cientos de nuevos restaurantes que ofrecen carne de ave, como Don Pollo que realiza delivery a domicilio a través de PedidosYa, una de las plataformas favoritas de los bolivianos a la hora de pedir pollo. Es que además de ser muy conveniente, estos restaurantes ofrecen la mayoría de su menú a través de delivery, una gran ventaja para aquellos que disfrutan de quedarse en casa a la hora de comer, evitándonos una salida a un restaurante, sea para comer allí o para buscar la comida.

Asimismo, cientos de nuevos restaurantes y puestos callejeros están apareciendo a lo largo y ancho del país, producto  de este significativo boom de consumo que está motivando un cambio en los hábitos de consumo, pero también en términos de preparación de platos con pollo, ya que pese a una leve desaceleración la producción el consumo está creciendo año a año desde el 2017. Las proyecciones más optimistas señalan que probablemente Bolivia se convierta en el primer consumidor del continente de pollo en los próximos años, desbancando el reinado de Perú en esa materia. Por el momento, lo que es cierto es que este boom de consumo está motivando la aparición de más y mejores restaurantes que ofrecen este plato, llevando a la mesa de los consumidores mejores productos, así también algunas sorpresas muy agradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *