7 consejos para que los ancianos disfruten de la Navidad

Se acerca la Navidad, con los dulce navideños y las reuniones familiares. Y es una oportunidad para demostrar a nuestros mayores el cariño que merecen. Por eso hay que tener en cuenta estos 7 consejos para que los ancianos disfruten de la Navidad.

Compartir la alegría de estas fechas en compañía de la familia crea buenos recuerdos. Momentos que perduran en la memoria de niños y ancianos. No obstante, también afloran recuerdos de personas que ya se han ido. Y hay que evitar que esa nostalgia lleve a la tristeza.

Para que las personas mayores disfruten de la Navidad siga estos consejos:

  1. Compañía: cualquier actividad es buena, aunque a las personas mayores les hace más ilusión participar en sus actividades favoritas. Además, hay que adaptar el momento de las actividades a las necesidades de la persona mayor.
  2. Preparativos: las personas mayores quieren sentirse útiles. Y para conseguirlo no hay nada mejor que participar en los preparativos. Ayudar como uno más aumenta el ánimo de los ancianos.
  3. Salidas: desde acompañar a la familia a hacer la compra, hasta ir a cenar fuera o visitar la ciudad para ver la decoración navideña o la cabalgata de reyes. Cualquier actividad al aire libre y fuera de casa anima mucho a las personas mayores.
  4. Alimentación: es normal que las personas mayores se salten la dieta. No obstante hay que adaptar el menú a las necesidades de la persona mayor. Así se evita el dolor de estómago, la pesadez y los problemas gástricos. Piense en reducir el tamaño de las raciones. También puede partir los dulces en porciones más pequeñas.
  5. Charlar: hay que recordar con alegría el pasado y hacer saber a la persona querida que cuenta en los planes de futuro. Ya que sentirse integrado da mucho ánimo.
  6. Manualidades: son fáciles de hacer por lo que también pueden participar los más pequeños de la casa. Los adornos creados en las manualidades dan un toque personal. Y una actividad intergeneracional es lo que más anima a los ancianos.
  7. Tradiciones: en su juventud, los ancianos vivían la Navidad de forma diferente. Y mantener tradiciones, como cantar villancicos, anima a los mayores. También es bueno que ellos propongan otras costumbres navideñas que se pueden realizar en familia. Además, una de las tradiciones que más disfrutan los ancianos es la de recibir regalos.

Las celebraciones son cosa de todos

Para que la Navidad sea alegre y gratificante para todas las personas queridas hay que hacer un esfuerzo. Ya sea cocinando para la cena familiar, entreteniendo a los niños mientras se realizan todas las preparaciones o consiguiendo los regalos más buscados. Cada miembro de la familia debe poner su granito de arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *