5 formas de reducir el riesgo de desarrollar demencia

Las investigaciones sugieren que llevar un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar demencia más tarde en la vida.

Lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro, por lo que ambos deben ser bien cuidados con una dieta balanceada y ejercicios físico y mental regular Podemos incluir actividades simples en nuestra vida diaria.

¡Recuerde, nunca es demasiado tarde para hacer estos cambios!

1.- Cuida su corazón
Fumar, la presión arterial alta, el colesterol alto, la diabetes y la obesidad, todos dañan los vasos sanguíneos y aumentan el riesgo de un derrame cerebral o un ataque cardíaco, lo que puede contribuir al desarrollo de la demencia más tarde en la vida. Estos problemas se pueden evitar mediante elecciones de estilo de vida saludables, y tendrían que tratado eficazmente si ocurren.

2.- Estar físicamente activo
La actividad física y el ejercicio son poderosas medidas preventivas que lo ayudan a controlar su presión arterial y su peso, y también a reducir el riesgo de diabetes tipo II y ciertas formas de cáncer. También se ha sugerido que ciertos tipos de actividad física pueden reducir el riesgo de desarrollar demencia. La buena noticia es que estar activo ha demostrado que nos hace sentir bien y es una gran actividad para hacer con amigos y familiares.

3.- Sigue una dieta saludable
La comida es combustible tanto para el cerebro como para el cuerpo. Podemos ayudar a ambos a funcionar adecuadamente al tener una dieta sana y equilibrada. Alguna evidencia sugiere que una dieta tipo mediterránea, rica en granos, frutas, pescado y vegetales puede ayudar a reducir el riesgo de demencia. Si bien se necesitan más estudios sobre los beneficios de alimentos o suplementos específicos, sí sabemos que comer muchos alimentos con alto contenido de grasas saturadas, azúcar y / o sal se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, y es mejor evitarlos.

4.- Desafía a su cerebro
Al desafiar el cerebro con nuevas actividades, puede ayudar a construir nuevas neuronas y fortalecer las conexiones entre ellas. Esto puede contrarrestar los efectos nocivos de la enfermedad de Alzheimer y otras patologías de la demencia. Al desafiar tu cerebro, puedes aprender muchas cosas nuevas. ¿Por qué no aprender un nuevo idioma o adoptar un nuevo pasatiempo?

5.- Disfruta de actividades sociales
Las actividades sociales pueden ser beneficiosas para la salud del cerebro porque estimulan nuestras reservas cerebrales, lo que ayuda a reducir el riesgo de demencia y depresión. Intente pasar más tiempo con sus amigos y
su familia. Incluso puede combinar sus actividades con el ejercicio físico y mental a través del deporte u otros pasatiempos.

Conoce más en: Centro fortaleza Alzheimer y Parkinson o www.entrofortalezabolivia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *